El ejercicio aeróbico

0 Flares 0 Flares ×

Cuando hacemos algún tipo de actividad física, debemos de saber que algunos órganos de nuestro cuerpo están funcionado con lo que hacemos. Para ello, en los ejercicios aeróbicos es necesario que se tenga una buena cantidad de oxígeno para poder respirar bien y no tener problemas al realizar dichos ejercicios.
Durante el ejercicio aeróbico las fibras musculares comienzan a contraerse de forma intensa, requiriendo gran cantidad de energía.

La energía para el ejercicio aeróbico

La actividad muscular requiere el aporte de energía, durante los primeros minutos se utiliza la glucosa almacenada bajo la modalidad de glucógeno.

Esta glucosa con el aporte de oxígeno genera gran cantidad de energía, vital para la contracción y relajación muscular continua.

Hay que tener en cuenta que el glucógeno almacenado en los músculos de todo el cuerpo se agota rápidamente con el ejercicio aeróbico, requiriendo otra fuente de energía luego de los primeros cinco minutos. Hay que tener en cuenta que es de fundamental importancia lograr una respiración adecuada que permite un aporte suficiente y constante de oxígeno para los órganos que más lo requieren: los músculos.

La segunda etapa de obtención de energía se debe a la destrucción del tejido adiposo, que se encuentra en otro sector corporal. La desventaja que tiene es que es un método más lento, porque se requiere la movilización de las grasas desde el abdomen o piernas hacia los músculos. Las grasas aportan mayor proporción de energía en relación con la glucosa, pero de forma más lenta.

Importancia del ejercicio aeróbico

Es necesario tener en cuenta cómo funciona el ejercicio aeróbico, porque al momento de correr, trotar, andar en bicicleta o practicar un deporte hay que preparar el cuerpo para la tarea. Durante los primeros quince minutos antes de realizar una actividad física se recomienda una etapa de calentamiento, que consiste en activar el metabolismo energético del cuerpo para que logre su mejor resultado luego. Un inicio brusco del ejercicio aeróbico puede determinar un cansancio precoz además de posibles lesiones musculares, por la acumulación de productos de desechos de las fibras musculares.

Beneficios del ejercicio aeróbico

Las ventajas del ejercicio aeróbico están completamente demostradas en múltiples estudios, dentro de las que se destacan mejorar nuestro sistema cardiovascular. Es decir, la realización de actividad física periódica disminuye la posibilidad de ocurrencia de enfermedades cardíacas como infartos. También mejora la capacidad de los pulmones y la circulación corporal.

El ejercicio contribuye a disminuir el estrés, por un mecanismo de secreción de endorfinas mientras realizamos deportes, que nos proporciona un sentimiento de satisfacción. Es ideal para personas que lleven un estilo de vida agitado y requieren disminuir su ansiedad para evitar múltiples enfermedades. Los niveles de presión arterial y colesterol malo disminuyen en el correr de los primeros dos meses de ejercicio leve a moderado.

La actividad aeróbica de forma regular contribuye a disminuir de peso, permitiendo aspirar a lograr el peso ideal, por la quema de tejido adiposo que se produce más allá de los 20 minutos de ejercicio de moderada a alta intensidad.

Share Button